clima laboral

Clima Laboral

Aquella noche todos estábamos vestidos de gala, en el salón oval de la cámara de industrias, era la posesión del nuevo directorio, camarones al ajillo entre los bocadillos de mi preferencia iban y venían en grandes y elegantes fuentes, Chanel, Miss Dior y Corolina Herrera competían entre la preferencia de aquellas elegantes empresarias, fragancias que hacían las delicias de aquellos que teníamos algún recuerdo que se conectó a emociones placenteras, las conversaciones de salón, las luces cayendo de aquellas arañas estilo renacimiento, el humo de los puros cual neblina otoñal y una tonada de Vinicius Toquinho y Tom Jobin con su Bossa Nova clásica le daban el toque  y nos ponían en ambiente, cuando un empresario el presidente electo de aquel flamante Directorio, nada menos que el CEO de un grupo empresarial dedicado a la producción de muebles hechos a mano y a la medida de cada cliente se acercó a mí y me hizo la siguiente pregunta, –¿profesor, he podido ver que está proponiendo uno de sus programas denominado “Estrategias de Clima Laboral”, se trata, acaso de la técnica de medición del Clima?. Le respondí que no. Hizo un gesto como de frustración, acerco el vaso corto elegantemente cubierto de una servilleta de papel blanca con el logo de la poderosa cámara de industrias, en cuyo interior reposaban dos cubos de hielo en medio de aquel escoces The Macallan Imperiale M Decanter, cuyo precio por seis litros había superado su propio record Guinness, en la subasta celebrada ese mismo año en la casa Sotheby´s, estamos hablando de seis cientos veintiocho mil euros.

clima laboral

El flamante presidente no era de aquellas personas que podían quedarse sin conocer algo que le intrigaba, levanto la vista, volvió a cuestionar –¿porque debería contratar su programa “Estrategias de Clima Laboral”?.

Comencé intentando contextualizar, pero plenamente consciente de donde estaba yo y a quien me dirigía, tenía escasos segundos para ser muy ejecutivo, yo asistía como parte de los invitados y miembro de los socios empresarios que pertenecen a dicha institución.

Comencé explicando –un buen Clima Laboral es la capacidad que tiene una empresa para ofrecer y facilitar a sus colaboradores las condiciones y procesos de trabajo que les permitan el mejor despliegue de sus fortalezas individuales y grupales, para conducir el desempeño hacia las metas organizacionales sustentables y sostenibles, construyendo un activo intangible difícilmente imitable que genere ventaja competitiva.

clima laboral

Aquella mirada de lobo alfa controlándolo todo, adquirió un aspecto diferente en aquel instante pude observar que había tocado tangencialmente un aspecto de su interés “ventaja competitiva” una leve sonrisa escapaba de aquel frio rostro, para dar lugar a su próxima interrogante –¿Cómo puedo lograr tener una ventaja competitiva que me permita tener una empresa difícilmente imitable?

Intente ser muy concreto  — Tenemos que tomar en cuenta tres aspectos: las concisiones de trabajo, los procesos operacionales y la gestión de personas.

Los resultados deben ser sustentables y sostenibles y ello pasa por dejar claras las políticas tendientes a la concepción ética del ser humano que trabaja en su corporación, vale decir del sentido de convicción, coherencia y credibilidad que su colaborador percibe al ser parte de su empresa. Cuya propuesta de valor pasa por considerar dentro de las políticas del clima laboral aspectos tales como: el engagement, el desarrollo profesional y personal de los colaboradores, garantizar y sostener relaciones interpersonales saludables, tener clara la misión empresarial y personal de los equipos y finalmente establecer un sentido positivo a los diferentes desafíos.

clima laboral

Pude detectar en su mirada y por el vapor que salía de sus fosas nasales tal cual un buey que se dispone a enfrentar una batalla, una chispa que yo entendí como que, el hombre había descubierto una interesante alternativa para poner a su empresa en la cúspide de las encuestas de productividad, salud ocupacional y utilidades financieras para la presente gestión que se avecinaba.

En ese momento sonó su celular me entrego su tarjeta personal y me solicito que lo visitara el próximo lunes a las ocho de la mañana en su elegante despacho para que le continúe explicando sobre el tema. Para continuar con su llamada y desaparecer dentro de la elegante multitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba