las 3 c´s del liderazgo

LAS TRES C´S DEL LIDERAZGO

Aquella tarde, en plena calle Comercio de la Ciudad de La Paz, eran las cuatro de la tarde, el clima estaba espectacular en aquella Metrópoli Altiplánica a 3.640 msnm, al interior The Writers Coffee, la fragancia que desprendía el proceso de dos expresos preparados con un delicioso café local “Copacabana”, al son de una tonada; paint it black, the rolling stones, del álbum Hot Rocks (1964), aquellos libros antiguos apilados en una antigua repisa de madera emulando una vieja biblioteca, un par de máquinas de escribir de los años cincuenta, un gran reloj en la pared me transportaba a recuerdos que no eran míos, quizá de alguna vieja película,  el complemento del calor de dos estufas al medio de las mesas eran el ambiente donde, de manera casual nos encontramos y compartíamos un momento.

Jhon gerente corporativo de una multinacional, muy preocupado por la situación de su empresa debido a un gerente que recientemente habían contratado me hace una pregunta –¿Cómo saber si es el hombre indicado?, de un tiempo a esta parte parece ser que este colaborador, ha comenzado a mostrar señales que nos alejan de la expectativa.

Lo mire directamente a los ojos y le dije –Todo depende de las tres C´s del liderazgo. –Como es eso, replico.

Comencé explicando –Una empresa es como una familia, tenemos una cultura, creemos en valores, existe un estilo de liderazgo que viene desde el CEO, si tu invitas a vivir a alguien a tu casa, debes considerar que sea lo más parecido a tu cultura, tus valores, tu estilo de comportamiento como líder, en síntesis, es algo así como lo que he denominado “las tres C´s del liderazgo corporativo”:

Calidad – Calidez – Cuna

La preparación técnica es una necesidad de primer orden, pero los conocimientos técnicos no son suficientes para los líderes ni tampoco para los seguidores.

Continué explicando –Liderazgo es una habilidad adquirida que inspira en los demás la mejor versión de sí mismos, iniciando con ello un proceso de conciencia y cambio para alcanzar niveles idóneos de eficiencia.

Dejó de tomar su café humeante, levanto la mirada y volvió a preguntar –¿Cómo es eso?…

Respire profundo intentando organizar mis ideas, para poder presentar una breve pero concreta idea de mi teoría de las tres C´s del liderazgo, de tal manera que replique:

Calidad, me refiero a toda la parte técnica de competencias relacionadas con su saber hacer, la parte profesional, antes de contratar a alguien debes  haber garantizado que sea el mejor del mercado en hacer aquello para lo que fue contratado.

Calidez, me refiero a las habilidades blandas, la capacidad de saber comunicar, saber relacionarse asertivamente tanto con clientes internos como externos, por ejemplo; tener la capacidad o habilidad para conocer de manera innata de que no genera valor corregir o sancionar en público si no, en privado. No culpar a sus liderados de cualquier fracaso del proyecto o equipo ya que él fue contratado para producir resultados a través de su equipo por lo que todo fracaso es su responsabilidad y él debe saber eso y tener la madurez para admitir sus limitaciones y al contrario saber reconocer en sus liderados los éxitos del proyecto, debe conocer el arte de la diplomacia, tener habilidades políticas que son consustanciales a cualquier trayectoria de liderazgo en la empresa, me refiero al arte de la construcción de alianzas internas, esfuerzos de tipo informal y sutil que ayudan a promover ideas, e influir en los demás.

Mientras la inteligencia racional nos ayuda para tomar decisiones lentas, meditadas, y resolver cálculos o problemas de lógica, cuando el tiempo no nos apremia, la inteligencia emocional e instintiva nos ayuda para auto-dominarnos, tomar decisiones rápidas, y resolver situaciones que se desarrollan a muy alta velocidad, como todas las situaciones que involucran contactos directos con otras personas.

Como todo, esa capacidad debe utilizarse con criterios éticos, para hacer avanzar determinados proyectos, aspecto que tiene que ver directamente con la tercera C.

Cuna, me refiero a los valores adquiridos a través del ejemplo familiar, estructura que confirma la personalidad del sujeto. Estos valores deben ser lo más parecidos o coincidentes a la Cultura Corporativa de tu empresa. Esta es la variable más sensible y la más difícil de enseñar y de aprender, pero no imposible de mejorar.

–Ahora si quedo más preocupado, replicó. Pero tú sabes cómo puedo ayudar a mi nuevo gerente a ser mejor sujeto?

Le respondí con otra pregunta: -¿El quiere ser mejor ser humano?

Corte la conversación de una manera práctica –El lunes tienes una propuesta para hacer Coaching Ejecutivo a tu Gerente, pero primero debes conocer si él quiere descubrir su mejor versión de el mismo.

Terminamos nuestros cafés, intercambiamos tarjetas y nos despedimos muy cortésmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba